divendres, 11 d’octubre de 2013

... Y DEL ORGULLO A LA CONTUMACIA (III de III)



En un post anterior hablaba del empecinamiento y la ofuscación que detecto entre la clase política catalana, pero no puedo percibir tampoco la menor talla política entre la española. Hablaba también de «farol», y pienso ciertamente que es así. Pero una cosa es la clase política catalana y otra muy distinta el estado de opinión entre la población. Es más que probable que el órdago de Mas-CIU acabe en un amago o, como mucho, en un pequeño bucle. Pero si se le sigue dando la espalda, el problema seguirá agravándose. No en vano se está especulando con que ERC sea el partido más votado en las próximas elecciones y hasta que CIU se hunda o quiebre.

No soy independentista, y creo que esto está meridianamente claro para cualquiera que haya seguido mínimamente mis sucesivos post sobre este tema y otros relacionados con él. Pero negarle enjundia a la realidad es mucho peor que un error, es una estupidez.

Tampoco soy, afortunadamente, político. Por eso puedo decir lo que pienso. Cuando hay un problema, nunca es por casualidad, y hay que abordarlo. Y la solución política, entre la empecinada ofuscación de unos y la cerrazón contumaz de los otros, no parece vislumbrarse. Será el «pacto fiscal», el modelo federal, el confederal o el referéndum pactado. Lo que sea, pero ha de ser algo y urge que se plantee pronto desde el gobierno español. Porque si no, entraremos en una espiral nada recomendable, como el referéndum unilateral, la declaración unilateral de independencia -la desesperación de unos políticos incompetentes que quieren, sobre todo, salvar sus posaderas, puede propiciar estas huidas hacia adelante-, o serán los tanques...
Pero eso sí, de ser los tanques, éstos no tendrían otro efecto que asegurar la independencia de Cataluña en un plazo máximo de cinco años. Esperemos que esta vez no sean tan torpes como, desde siempre, nos han tenido acostumbrados.

2 comentaris:

  1. Hoy Durán ha advertido a Rajoy que la declaración unilateral de independencia puede ser imparable en Cataluña. Bajo su criterio, ¿qué cabe esperar?

    ResponElimina
  2. Pues no lo sé. Parece evidente que se trata de tensar a al máximo para forzar el error del contrario. Pero una declaración unilateral, ahora mismo una torpeza imperdonable. Claro que un loco es capaz de cualquier cosa. Yo, de todas maneras, pienso más bien que habrá otra vez elecciones anticipadas. El problema es que como, según parece, los resultados del Sr. Mas iban a ser malísimos...

    ResponElimina