dissabte, 14 de juliol de 2012

ELOGIO DE ANDREA FABRA: ¡QUE SE JODAN!



Una frase vale más que mil imágenes. Y el "que se jodan" evacuado por la diputada Andrea Fabra del PP vale más que mil discursos falsamente lastimeros y fingidamente plañideros que, en vano, tratan de convencer de lo duro que es para los políticos aplicarle al pueblo las medidas de recorte a que, dicen, les obliga Frau Merkel.

Andrea Fabra no pasará a la historia del parlamentarismo ni figurará en los manuales de retórica como ejemplo de oratoria brillante. Seguro que no. Pero precisamente por la espontánea llaneza de su «discurso» -en sintonía, sin duda, con sus capacidades intelectuales-, es una muestra significativa del ADN de su partido, sólo contenido por el frágil recato que impone el sentido oportunista del que ella parece carecer. Como aquél que en una lejana noche electoral proclamó entre vapores etílicos que  se iba a forrar. Y se forró, vaya si se forró. Lo que tienen esos es que no engañan... a menos que uno quiera dejarse engañar.

Pero lo de Andrea es mucho peor. Porque si Zaplana se alegraba en su momento ante unas inmejorables expectativas de fácil enriquecimiento como las que se le abrían, ella parece alegrarse en cambio no de su propio beneficio, sino del perjuicio ajeno: el de los parados españoles, para ser exactos. Y que los males del prójimo sean motivo de gozo será muy español, pero queda poco elegante y, sobre todo, es de una mezquindad estulta de aquellas que Nietzche situaba como la moral puramente reactiva y destructiva del esclavo. Sin saberlo, la muy cenutria se está situando en el lugar donde cree ubicar a aquellos que pretende denostar... perdón, a aquellos que le gusta que se «jodan».

Zaplana estaba contento porque se iba a hacer muchimillonario como el tío Gilito. Andrea lo está porque los parados se van a joder y eso a ella le gusta. Uno era amoral, sin más; la otra es inmoral, también sin más.

Y lo más gracioso del caso es como habiendo la muy mentecata proferido sus rebuznos, no en el comedor de su casa, sino en pleno Congreso de los Diputados, se extrañe ahora de que la hayan pillado in fraganti. ¿Nadie la advirtió o es tonta de baba? Claro que siendo hija de quien es, cabe suponer que no está en política por méritos propios. Mientras tanto, al país que le jodan, claro. Con este ganado, que vengan los hombre de negro ¡ya!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada