divendres, 4 de desembre de 2015

LAICISMO FRENTE A ISLAMISMO



Nunca me ha gustado polemizar sobre el tema de la religión en la enseñanza, muy especialmente porque es el tópico campo de batalla previamente consensuado por derecha e izquierda para entretener al personal, soslayando culpablemente mientras tanto los auténticos problemas de nuestro sistema educativo, que ninguna de estas leyes ni los partidos que las promulgan, parecen tener el menor interés en acometer. Por eso, porque pienso que es un debate viciado, evito en la medida de lo posible tratar el tema. Pero empieza a surgir un nuevo problema, relacionado con la religión, también por aquí, pero que en Francia está adquiriendo tintes de auténtica guerra educativa, cultural y moral, del cual sí creo que hay que hablar alto y claro.
El problema, tan querido por izquierda y derecha en nuestro país, es la religión confesional como materia: si ha de haberla o no en los planes de estudio; o en caso de haberla, si ha de ser obligatoria o si la nota ha de computar en la media del expediente académico. Desde hace ya un tiempo, y aunque sin duda muy a su pesar, la Iglesia ha dejado de entrometerse en quehaceres mundanos tales como que en los currículos de Biología, Física o Filosofía, se explique el darwinismo o el universo sin contar con la figura de Dios. Es verdad que, aun hoy, en países avanzados como, sin ir más lejos, los Estados Unidos, pervive algún alcalde de pueblo que prohíbe que en «sus» escuelas se explique el darwinismo, y trata de imponer que se substituya por el creacionismo o, más modernamente, su sucedáneo, la teoría del diseño inteligente. Pero se trata de casos anecdóticos y tirando al pintoresquismo, reminiscencia de otros tiempos peores.

ARTÍCULO COMPLETO, EN CATALUNYAVANGUARDISTA: AQUÍ

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada