dissabte, 5 de desembre de 2015

DESLEYENDO A KANT



Ya lo dije: Desde Azaña, ningún presidente español ha leído a Kant.

Ahora sabemos el estado «kultural» de las jóvenes generaciones de políticos que vienen a salvar al país. Pablo Coletas ha leído un libro de Kant que nadie más conoce, «La Ética de la Razón Pura». Y por eso Niño Rivera no lo ha leído… ni tampoco conoce siquiera ninguna otra obra de Kant, de lo contrario la hubiera citado. No hace falta haberla leído para ello, basta con una culturilla de barniz; hasta hubiera podido espetarle al Coletas que la «Ética de la Razón Pura» no existe, sino en todo caso, La «Crítica de la Razón Pura». En un debate político, un gazapo así es sumamente aprovechable, y Niño no es de los que desaprovechan oportunidades para machacar al rival. Así que podemos concluir que, más allá de no haber leído nada de Kant en su vida, menos le suena aún ningún título del pensador de Königsberg.

Pero seamos positivos, porque hay indicios que animan a la esperanza. Sí, ya sabemos que uno cita en falso y que el otro no ha leído a Kant, ¿pero es tan grave ESO? Si hay buena actitud, no. El malo es el Coletas, que cita aviesamente para pillar al otro. Pero Niño no cae en la trampa. Todo lo contrario. Quiero decir que no cae en la trampa que le pone el Coletas para ridiculizarlo si muerde el anzuelo, sino que cae pillado en la que él mismo se prepara. A la apócrifa cita de Coletas, Niño replica que para él, como jurista, Kant es un referente. Lástima que se le pregunte a continuación por alguna obra… Y en cuanto al Coletas, estoy seguro de que aunque no haya leído a Kant, conoce su refutación. Y eso es lo importante.

No hay mal que por bien no venga. Está claro que, a partir de ahora, la materia de Filosofía lo tiene peor que antes del gazapo, porque a ambos, sobre todo a Niño, habrá pasado de resultarles indiferente a odiarla con toda su alma. ¿Y dónde está lo bueno? Pues en que como en este país se funciona mucho más reactivamente que proactivamente, la inquina de nuestros hombrecillos hacia la Filosofía puede animar a un cierto sector a interesarle por ella, aunque sólo sea para joderlos. Imaginen que al próximo debate acude Mariano cargado con un arsenal de citas de Kant preparado por sus asesores –“a mal tiempo buena cara”, “a quien madruga Dios le ayuda”, “Santa Rita-rita, lo que se da no se quita” “Donde dije digo, digo Diego”…- ¿Se imaginan el bochorno del avergonzado contrario?

Y empieza uno a entender por qué tanta inquina contra la Filosofía y su progresiva desaparición de los planes de estudio, y es que ya no puede uno ni citar a Kant en vano. Porque queda muy bien citarlo, pero haberlo leído ya es otra cosa; cuesta y lleva su tiempo. Pero tampoco hay que alarmarse. No habrán leído a Kant, pero la selección española ha sido campeona del mundo, ahí queda eso. Tampoco Cristiano Ronaldo ha leído a Kant y fíjense lo bien que le va.

Porque, a ver ¿De qué sirve leer a Kant con la de cosas importantes que hay en la vida? ¿No son ganas de amargarse? Además, le entra a uno complejo de zote, y esto no es bueno para la autoestima en gente tan pagada de sí misma… lo importante es ser feliz. Me cuentan que, de recién constituido C’s y elegido Niño como presidente, exclamó angustiado ante su primera cita en TV3: ¿Y si me preguntan por Afganistán, qué les digo? Ahora ya lo ha aprendido, recomendaría sus playas; las que le indicó Coletas cuando estuvo allí de vacaciones.

Es lo que hay, y como decía el sabio, lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible. Así que no le demos más vueltas y dejemos de pedirle peras al olmo. Y para recalcitrantes adscritos a la resiliencia, siempre hay iniciativas, aunque sean de ficción –todo llegará-, como la de «El Mundo Today», que les recomiendo encarecidamente y con cuyo enlace doy por concluida esta entrega:
 

1 comentari:

  1. Se nos abren las carnes cuando recordamos que Julián Besteiro escribió Los juicios sintéticos a priori..., o que Fernando de los Rios escribió una tesis acerca de la filosofía política en Platón. Ps. La edición de la Krv para wattsapp, magnífica, pero la de la Iliada aún mejor... Recemos mucho por la liberación de estas cadenas.

    ResponElimina