dilluns, 18 de març de 2013

LA CONSOLIDACIÓN DEL DISLATE



Alberto incide hoy en su blog en el que tal vez sea el segundo mayor problema que tiene el sistema educativo de este país: la formación de los maestros de primaria. Y digo el segundo sólo porque cronológicamente es así. El primero sería el "ideario", por decirlo de alguna manera, que diseñó un sistema educativo en el cual la formación prevista para dicha etapa fuera la que es. Y ello tanto en lo referente a los docentes como a los discentes. Porque no es casualidad, no... Aquí de casualidades ninguna.

He de confesar que estas revelaciones me han sumido en un estado rayano lo catatónico, del cual sólo me libró la carcajada que surgió espontáneamente al leer las "justificaciones" aportadas por algunos sindicatos docentes...

Todos hemos visto y oído auténticos desatinos... Desde el famoso "tululo III"  en lugar de Toulouse Lautrec hasta considerar a Parménides de Elea como el "inventor"  de la    "odontología", pasando por todo lo que ustedes quieran imaginar. Pero ahora estamos hablando de docentes, porque esto es lo que son, o lo que aspiraban a ser el 86% de los opositores a plazas de maestro de primaria que suspendieron la prueba general de conocimientos con respuestas tales como  que Duero, Ebro y Guadalquivir pasan por Madrid, que "disertación" es dividir una cosa en partes más pequeñas o que "extasiar" significa "agobiar a alguien". Claro que en este último caso tal vez hubiera habido que preguntar también qué entienden los interfectos por "agobiar".

Es mucho más que anecdótico, son ejemplos de un examen que sólo superó una exigua minoría de entre un colectivo en que todos eran diplomados universitarios o graduados con máster. Pero que luego algunos sindicatos pretendan alegar que esto ocurrió porque el temario se había fijado "sólo" cinco meses antes es como para plantearse de una vez qué hacer con tal recua de acémilas...

Como ya comenté en alguna ocasión, a mí me espetó un payaso investido como alto cargo, que en su departamento aplicaban a la educación el método científico: "ensayo-error". También una vez un compañero de ciencias creyó reírse de mí cuando me explicó su proyecto de subir a los alumnos a la terraza del instituto para que pudieran comprobar in situ como, contra lo que sugiere el "sentido común" (SIC), una bola de hierro de dos kilos y una tira de papel higiénico caerían exactamente a la misma velocidad (SIC) y, si se sueltan en el mismo momento, llegaría al suelo en el mismo instante. Y todo porque la aceleración es la misma. Por mi parte, intenté disuadirle de que realizara tal experimento con los alumnos delante, no fuera a llevarse una sorpresa...

Ignoro si acabó llevándolo a cabo, pero sí he de decir, en  honor a la verdad, que dicho docente no era licenciado en físicas ni nada por el estilo: procedía de otro cuerpo docente desde el cual había "promocionado" por escalafón con motivo de la LOGSE. Y allí estaba él, promoviendo feliz y contento sus "experimentos" prácticos porque "tanta teoría los alumnos no la podían entender; las cosas se entienden mejor si se comprueban directamente"... ¡Hay que joderse!

Así que, después de todo, tal vez no hubiera debido asombrarme tanto. Esos lodos vienen, al fin y al cabo, de aquellos polvos. Y los polvos se llaman LOGSE.
Por lo demás, sólo decir que subscribo plenamente los comentarios y valoraciones que Alberto realiza sobre la noticia.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada