dissabte, 18 de maig de 2013

WERT VS MAS: DE GUATEMALA A GUATAPEOR



Hay veces en que a uno la indignación le produce un agolpamiento de ideas cuyo alborotado amontonamiento impide que fluyan con la normalidad que sería de desear. Esta mañana ha sido una de estas veces.
 
Resulta que iba uno en ruta con tiempo suficiciente como para dedicarse a la desagradable, pero necesaria tarea de escuchar algunas de las emisoras del régimen y ver qué tal respiran, qué se se cuentan, vamos... Insisto, tarea desagradable pero inevitable desde el punto de vista de la información y de la mirada antropológica que uno proyecta, tanto sobre estos, como sobre otros medios que les son opuestos. Es decir, la información no consiste, ni por asomo, en lo que digan o dejen de decir los paniaguados de Vilaweb o los energumenescos tertulianos de Intereconomía, por citar ejemplos extremos; no, de ninguna manera... La información son ellos. Y de la mirada antropológica ¿Qué decir? Otro día hablaremos.
 
Pero bueno, vayamos al grano. Escuchando hoy a las emisoras adictas al independentismo catalán, uno se ha enterado de la última cruzada lanzada por el Gran Líder Mas, esta vez contra la LOMCE, también llamada Ley Wert. Con la recurrencia propia de la consigna lanzada desde el poder, todos y cada uno de los medios adictos repetían el karma dictado para la ocasión.  Pero el colmo ha sido cuando irrumpe Mas en las ondas amenazando con convocar a toda la comunidad educativa catalana para, sin  duda bajo su liderazgo, marchar todos juntos contra la Ley Wert en defensa de la LEC (Ley de Educación de Catalunya). Realmente espeluznante. Porque la LOMCE no llega ni a la mitad de recorrido que la LEC en lo que en materia de pisoteo de los derechos profesionales y laborales más elementales se refiere.
 
A ver, en primer lugar hay que decir que a uno la Ley Wert no es que le agrade precisamente. Lo único bueno del programa educativo del PP era el bachillerato de tres años y esto es precisamente lo que han incumplido. ¿El resto? ¿Qué quieren que les diga? El decreto Gabilondo pasado por las cabezas tonsuradas y por la imperiosa necesidad de darles alpiste a los adictos a la língüicomaquia -perdón por el palabro- de uno y otro lado. Y la verdad, prácticamente nada que no estuviera ya en el citado "Decreto Gabilondo". Es decir, y hablando claro, una mierdecilla.
 
Pero es que el gobierno autonómico de Mas está impulsando ahora mismo un "Decreto de plantillas" que deja La Ley Wert como un modelo de normativa transparente y democrática. Anda que eso es difícil con un bodrio como la LOMCE ¿Verdad? Pues créanme, el "Decreto de Plantillas" de Mas lo consigue. Baste decir que dicho decreto aplica ya por su cuenta el informe de la famosa comisión para la independencia, del que ya hemos hablado aquí, en el cual se decide que en la Cataluña futuramente independiente no habrá funcionarios. Este decreto convierte definitivamente los institutos catalanes en cortijos donde el director-capataz nombrado a dedo por el señorito hace y deshace a su antojo. Y el profesorado, funcionario o interino, en la absoluta indefensión. Un auténtico modelo de administración bananera.
 
Y luego va Mas y requiere a los profesores para hacer un frente común contra la LOMCE. ¿Será una leva forzosa? ¿Frente común contra quién, Sr. Mas? La LEC le lleva a la LOMCE diez cuerpos de ventaja en materia de destrucción de derechos, así que no me venga con milongas. Ni el PP se ha atrevido a llegar tan lejos como usted en sus ansias de privatización. ¿Y pide ahora la ayuda de los que quiere suprimir? Sr. Mas, con toda franqueza, o se ha pensado usted que los profesores somos idiotas o, de no seer así, entonces es que lo es usted.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada