dilluns, 25 de maig de 2015

DESVARÍOS POST-ELECCIONES



1)    Para bien o para mal, las grandes ciudades marcan la tendencia. Madrid y Barcelona, básicamente, con Colau y Carmena como estrellas triunfadoras, pero también Valencia, y no tanto Sevilla. En las municipales era de esperar un mayor mantenimiento de los partidos clásicos, y ha sido así, pero no exactamente. Si a ello le añadimos la entrada de PODEMOS en los parlamentos autonómicos, sus expectativas para las generales son aún mayores de lo esperado… si consiguen no meter la pata mientras tanto, allí donde tengan responsabilidades de gobierno.

 
2)   El PSOE sólo consigue rentabilizar parcialmente el hundimiento del PP, la magnitud de cuyo desastre es total, ya que además de perder la mayoría absoluta en la mayor parte de sus feudos tradicionales, no podrá configurarla tampoco con C’s, excepto, acaso, en la Comunidad de Madrid.
 

3)   En Cataluña, el soberanismo sufre un correctivo, sobre todo, también, en las capitales. El naufragio de CIU en Barcelona, pero también, y peor, en Tarragona, amenaza con ser premonitorio. ERC, por su parte, no consigue incorporar el voto fugado del pujolismo; los vasos comunicantes del nacionalismo parecen estar algo atascados. A su vez, el PSC se salva en sus caladeros del cinturón, pero se hunde sin remedio en la capital. Y sólo eran municipales. No parece que vaya a haber elecciones catalanas anticipadas en septiembre, a la vista de estos resultados.

 
4)   Tampoco sirve decir que CIU+ERC+CUP, el bloque soberanista, ha obtenido más votos que en las municipales de hace cuatro años. Visto en perspectiva, más bien parece que haya tocado techo y que esté a la baja. Por otro lado, lo urbano y lo rural parecen ir por caminos distintos. Habrá que ver si aquí también la gran ciudad marca tendencia.

 
5)   Carmena lo tiene en Madrid más fácil que Colau en Barcelona. Mientras a una le basta con el apoyo del PSOE, la otra lo tendrá bastante más crudo para articular una mayoría.

 
6)   El bipartidismo parece tener los días contados. Al menos hasta las próximas generales.

 
7)   Como siempre después de unas elecciones, parece que todo el mundo haya ganado, a juzgar por sus declaraciones. Con la excepción de la UPyD de Rosa Díez.



 



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada