dimecres, 2 d’abril de 2014

EL INFORME PISA Y LA CORTE DE LOS MILAGROS



Como apunta muy bien Alberto, parece que para CCOO -lo de Anpe, coincido en que ni vale la pena comentarlo- lo más preocupante de los malos resultados españoles en PISA es la recién aprobada LOMCE y su vuelta a «los contenidos» y a «los nombres de los ríos», es decir, a la memorización. Son afirmaciones de Francisco García, Secretario General de la Federación de Enseñanza de CCOO.

La verdad es que no acabo de entender el desasosiego que tal perspectiva suscita en tan preclara mente; ríos, lo que se dice ríos, hay en la piel de toro bastantes menos que reyes godos hubo, de modo que no hay para tanto. Pero se entiende menos aún a cuento de qué vienen tales declaraciones, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de unas pruebas realizadas en el 2012. Es decir, si seguimos con el razonamiento del líder sindical de CCOO, la explicación de los malos resultados PISA, cuya culpa es de la LOMCE, sería que el espíritu de dicha ley se retroproyectó desde un imperfecto futuro hasta un pluscuamperfecto pasado que intoxicó el idílico presente continuo en que, como todos sabemos, hubiera consistido la LOGSE de no mediar tan parapsicológico fenómeno.

Pero la guinda llega cuando prestamos atención a las explicaciones de la Sra. Gomendio, a la sazón Secretaria de Estado de Educación, localizando el problema en el modelo educativo vigente, que, nos dice, pone todo el énfasis en el aspecto memorístico del conocimiento; un problema que, por supuesto, nos anuncia que la LOMCE va a resolver.

A ver si lo entiendo. Para el Pope de CCOO, los pésimos resultados de nuestros alumnos no se deben tanto al presente, como al futuro memorizador que nos espera con la LOMCE. Para Gomendio, muy al contrario, el problema es que la LOGSE, el presente, se ha basado en la «memorización de los contenidos del conocimiento» (SIC), y la solución, si bien no sabemos cómo, la aportará el futuro, la LOMCE. Bueno, algo sí sabemos, aunque poco: liderando el «cambio real» que acabará con la «memorística»  propia del modelo LOGSE.

¿Pero no era la LOGSE la ley que había erradicado la memorización de nuestros planes de estudio? ¿Acaso ignora la Sra. Gomendio este extremo? Porque si ahora resulta que lo que va a hacer la LOMCE es precisamente lo mismo que ya pergeñó la LOGSE, entonces sí que realmente vamos a conseguir que nuestros alumnos acaben realmente lobotomizados, porque si algún paso más se puede dar contra la memoria en el estado actual de nuestro sistema educativo, no puede consistir sino en pretender que nuestros alumnos no se acuerden ni de su nombre. Y viniendo de quien viene, es para tomárselo en serio.
Con semejantes «próceres», estamos arreglados. Ni "La corte de los milagros" los supera.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada