divendres, 18 d’abril de 2014

¡HASTA SIEMPRE GABO!



Me quedaré con los cien años de soledad que no has conseguido alcanzar. Con el gitano Melquíades que buscaba el daguerrotipo de Dios; con los Arcadios y los Aurelianos, buscando saber qué buscaban; con las Eréndiras y las Isabelas, que sabían que nunca lo iban a encontrar; con el enriquecimiento que me supuso la lectura de tu obra. Con todo ello y con tu mejor frase:

LAS ESPECIES CONDENADAS A CIEN AÑOS DE SOLEDAD NO TIENEN UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD SOBRE LA FAZ DE LA TIERRA


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada