divendres, 7 de març de 2014

CABALGANDO CON "EL TETE"




Dudosa maniobra la de Junqueras fichando a Ernest "tete" Maragall para su candidatura a las elecciones europeas. Dudosa porque está introduciendo en su casa a un personaje que no sólo no aporta nada, sino que resta. Como mínimo entre los docentes catalanes, no van a aumentar los votos a ERC porque lleve a este individuo en sus listas, sino todo lo contrario. Además, Ernest Maragall nunca ha representado a nadie más que a sí mismo. Eso sí, se auguran días movidos sin ocasión para el aburrimiento. Maragall no viene a hacer de comparsa de Junqueras, por quien no creo que sienta sino un desprecio de clase sólo comparable con su arrogancia.

Si Terricabras es el teórico del «masoverismo» como forma catalana de estructuración social, Maragall es el señoritismo propio del nepotismo anti ilustrado. Menudo tándem. Ha afirmado ser economista y analista informático sin tener, ni éstas, ni ninguna otra titulación universitaria. Eso sí, trabajó en el área de economía del Ayuntamiento de Barcelona, del que es funcionario municipal sin que conste que ganara ningunas oposiciones. ¿Cómo entró, entonces, en los tiempos de Porcioles?

Su carrera política transcurrió siempre a la sombra de su hermano en el PSC, aunque otras fuentes afirman que era él quien le aupó y siempre movió los hilos. Convertido en consejero de educación como compensación familiar por la defenestración de su hermano, su etapa al frente de la educación catalana fue, simplemente, nefasta. Luego, una vez sin cargo, abandonó el PSC, eso sí, dejando su «cagadita», la LEC. Claro que, al menos en temas educativos, ahí sí que encaja en ERC, que han sido sus más entusiastas seguidores. La diferencia es que ellos se lo creen, él no. El sólo cree en Ernest Maragall.

No sé, pero tengo para mí que a Junqueras pronto intentarán moverle de la silla. Si no, al tiempo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada