diumenge, 28 de desembre de 2014

HUMOR Y CORRECCIÓN POLÍTICA (En el día de los Santos Inocentes)



Uno todavía recuerda cuando tal día como hoy de no hace tantos años, aún se acostumbraban a gastar bromas y hasta los periódicos y las radios soltaban en sus noticiarios alguna «inocentada», es decir, alguna noticia estrafalaria, en ocasiones con visos de verosimilitud, que algún crédulo desprevenido se creía a pies juntillas. También, según parece, aunque esto lo vi mucho menos, algunos guasones se dedicaban a colgar en la espalda de los transeúntes las famosas «llufas», unos muñecos de papel recortado que los burlados paseaban sin saberlo convirtiéndose en objeto de mofa del personal.
Una curiosa manera de celebrar la efeméride de una masacre infantil bíblica de más que dudosa veracidad histórica, pero masacre al fin y al cabo. Y es que el humor, desde el chiste procaz hasta el más refinado, pero sobre todo el segundo, estaba sin duda mucho más presente en nuestra sociedad que en la actualidad. Hoy los periódicos ya no publican inocentadas, y si lo hicieran, seguro que habría alguna regulación legal que obligara a informar al pie del falso notición, con letras claras y de mayor tamaño que la noticia, de su condición de inocentada… no fuera a creérselo algún bobo y se quedara traumatizado por la tomadura de pelo. Y claro, algo así carecería absolutamente de objeto.

 
El artículo completo AQUÍ
 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada