dijous, 25 de setembre de 2014

HACIA EL 9-N: LA PENÚLTIMA VUELTA DE TUERCA




 
A medida que los acontecimientos se van precipitando en esta vorágine de propósitos y despropósitos que nos acapara a diario, cada vez está más claro que el objetivo del independentismo es llegar a dar aquella vuelta de tuerca a partir de la cual no haya posible retorno; la única estrategia que, a medio plazo, puede llevar a Cataluña hasta la independencia. Es decir, forzar al Estado a suspender cautelarmente la autonomía catalana y conseguir, con ello, un progresivo enrarecimiento de la situación hasta extremos que inviertan el sentido que, hasta ahora, las cosas parecían llevar. La lógica solución de continuidad al “procés” que, si no me equivoco, entrará a partir de ahora en una nueva fase que irá mucho más allá de las declaraciones de intenciones y de las demostraciones de fuerza más o menos festivas y testimoniales. No se vislumbra un escenario nada halagüeño, se mire por donde se mire.
Las recientes declaraciones de Mas, situándose como 129 presidente de la Generalitat, y recordando que se trata de una institución anterior a la Constitución son, en este sentido, tan explícitas como las que esporádicamente han proferido algunos generales jubilados del ejército español. Las esencias, las patrias, están más allá de la ley y de la historia. Igualmente explícitas son las afirmaciones de algún vocero mediático sobre el resultado del referéndum escocés, con un título que habla por sí mismo: el derecho a decidir a los 65 años, recurriendo a algo tan vil como que el voto contrario a la independencia tuviera mayor eco entre la población de más edad, y descalificándola moralmente por ello, frente al supuesto fervor independentista de los jóvenes escoceses. Inquietante. No es este exactamente el contenido del artículo, pero basta con el título, es lo que la mayor parte de la gente lee.
 
EL ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada