dilluns, 26 de maig de 2014

REFLEXIONES ELECTORALES EN CLAVE CATALANA



A propósito de las elecciones europeas, en la revista digital Catalunyavanguardista
 
 
Lo más significativo, a mi parecer, la expresión de Duran Lleida mientras, a su lado, el candidato Tremosa manifestaba su satisfacción por los resultados obtenidos por el conjunto de fuerzas soberanistas, sin que pareciera importarle que ERC, el partido vencedor de estas elecciones en Cataluña, fuera no hace ni cinco años un grupúsculo delicuescente al cual la política del Sr. Mas ha aupado, en detrimento propio, hasta tan privilegiada posición.
En cuanto al triunfo de ERC, y asumiendo que, en lo referente al electorado independentista, están los que son y son los que están en cualquier convocatoria electoral, así como que a su aumento  en los últimos años hay que atribuir el incremento de la participación en Cataluña casi en un 10%, lo cierto, no obstante, es que sigue creciendo a costa del Sr. Mas, pero con un electorado mucho más constante y entregado.
Efectivamente, ERC es el único partido que aumenta linealmente en número de votos en Cataluña, respecto a la última convocatoria electoral, las elecciones catalanas del 2012, en las cuales obtuvo 498.124 votos, lo que representó un 13%, con una participación del 67%. Ahora, con una participación del 47.63%, ha obtenido 594.149, situándose en un 23.67%.
Si tenemos en cuenta, en clave catalana, la diferencia de participación entre las últimas autonómicas y estas europeas, un 67% frente a un 47%, lo lógico sería que todos los partidos hubieran obtenido linealmente menos votos y que las tendencias se manifestaran a partir de las variaciones resultantes. Y así ha sido, también en el resto de España. Ni siquiera el espectacular ascenso de Izquierda Unida ha representado un incremento lineal en votos –de 1.686.040 en las generales del 2011, a 1.562.567 en las de ayer- a menos, claro, que no les incorporemos los 1.245.948 obtenidos por “Podemos”, pero esto sería una lectura en otra clave-; o C’s, cuyo éxito sólo es atribuible a los votos cosechados fuera de Cataluña -337.241 votos-. En clave catalana, C’s está en realidad algo peor que hace dos años: con 157.873 votos y un 6.28% ayer, frente a 275.007 y un 7,56% en el 2012.
Otra cosa, claro, es que Rosa Díez tenga un problema...
 
 
El artículo completo AQUÍ

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada