dilluns, 2 de març de 2015

MARIANO EL RUMBOSO


 
 
 
 
Hay que reconocer que las irrupciones de nuestros gobernantes en la escena internacional son de lo más glorioso. Sin llegar a la mojiganga de Ansar poniendo las herraduras encima de la mesa de Bush jr cuando lo de la segunda guerra del golfo –sí, con minúsculas, golfo: mangante, chorizo…-, lo de Mariano ahora irrumpiendo como un elefante en una cacharrería contra Grecia, la verdad es que se le acerca. Ahora resulta que la culpa de los recortes de aquí es por el dinero que les prestamos a los griegos.

Veintiséis mil millones de euros, 26 x 109 € es lo que, según Mariano, nos adeuda Grecia. Y sostiene Mariano que aquí las deudas se pagan, que lo que no se puede hacer es votar a las izquierdas porque no cumplen y generan frustración entre la población engañada con promesas que luego si te he visto no me acuerdo. No como la derecha, incluida la griega, los colegas de Mario, esos sí son gente seria. Obsérvese si no en qué estado han dejado a su país… y lo bien que les ha ido a ellos ¡Muy bien, Mariano! Así se habla. De modo que mucho cuidadito conque ese Varufakis se lleve a Angela al huerto y ella, agradecida, les dé cancha a los helenos. Que tiemble Grecia y toda Europa, que Mariano se ha soltado pelo y va a por todas, como ha de ser. Aquí no se perdona ni un céntimo.

Claro que, pensándolo mejor, uno se pregunta quién le ha dado a Mariano vela en este entierro. Porque es evidente que en todo esto Mariano no pinta nada, ni está ni se le espera. Lo que se haya acordado entre Grecia y la UE, es evidente que no ha sido con el concurso de Mariano, a quien nadie parece haber ni siquiera consultado. Así que, una de dos, o está mosca por el ninguneo y por eso amenaza ahora con echarse al monte, o tal vez Mariano esté hablando en clave interna, que el problema sean las  elecciones de aquí y que donde dice Siritza esté diciendo Podemos.

Claro que lo peor es si nos dejamos de coñas y nos tomamos las declaraciones de Mariano en serio, porque entonces surgen una serie de preguntas a las cuales Mariano debería responder... y no lo hace.

Por ejemplo, sostuvo Mariano que debido a la deuda griega contraída con España, se vio obligado a congelar las pensiones y a aplicar otros recortes igualmente dolorosos a la población española. Bien, si fuera así estaríamos ante un acto de solidaridad que le honra y enaltece, a la vez que le sitúa en la categoría de los pocos políticos rumbosos que en el mundo han sido. ¿Pero fue Mariano, o sea el Estado español, el que prestó este dinero a Grecia? ¿O fue la banca privada española? ¿La misma que compraba deuda española al 6% y al 7% con el dinero que el BCE les prestaba al 1% de interés? Porque el BCE no presta a los estados, sino a los bancos privados.

Y la duda que ahora mismo tiene uno es cómo, cuándo y  quién le prestó esos dineros a Grecia. Y a quién, claro. ¿Y cómo fue entonces que una España endeudada y con la prima de riesgo por las nubes les prestó dinero a los griegos? Porque a lo mejor, si con lo que les prestamos a los griegos nos hubiéramos podido ahorrar los recortes ¿Por que lo que nos inyectaron no se lo daban directamente a los griegos y nos ahorrábamos intermediaros?
¿Acaso nos endeudamos para prestar dinero? Francamente, esperpéntico.

2 comentaris:

  1. "Así que, una de dos, o está mosca por el ninguneo y por eso amenaza ahora con echarse al monte, o tal vez Mariano esté hablando en clave interna, que el problema sean las elecciones de aquí y que donde dice Siritza esté diciendo Podemos"
    Y queda otra posibilidad, la más triste: que esté haciendo el trabajo sucio de Merkel

    ResponElimina
  2. Eso pienso yo también, pero me asalta una duda: ¿Se lo encargaron o se ofreció como voluntario?

    ResponElimina