dimarts, 11 de novembre de 2014

CONDENADO POR CONFIADO




No sé qué estará pensando Oriol Junqueras ahora mismo; no sé qué estarán pensando los militantes, simpatizantes y votantes de ERC. No lo sé… pero la imagen de Mas votando en plan vedette  y luego frente a una prensa ante la cual optó por aparentar no percatarse de que se reían de él, contrastada con la de Junqueras contando papeletas de votos en una mesa electoral, habla por sí misma.

La posibilidad de sorpasso por parte de ERC se ha ido al garete. Tal vez afortunadamente, eso también. Las oportunidades vienen y pasan de largo si no se las sabe pillar. Y Junqueras, que seguramente es de los pocos que se lo cree de verdad, no solamente la dejó pasar, sino que más bien ni la vio. En esto, y aunque no simpatice con su ideario, hay que reconocer que es honesto y no engaña. Pero claro, le falta talla. No es que al otro le sobre, pero va de sobrao y no le faltan ayuditas cuando las precisa. Y yo, no sé por qué será, pero tengo una cierta debilidad por los perdedores honestos…

L’hereu és l’hereu, y ese es Mas. Porque lo decidió "la Familia". Y el otro, pues a lo de siempre, a pringar y a comerse los marrones de l’hereu, que para eso es el hijo natural y le toca dormir en el paller de la Masia.

Se ha iniciado la campaña de acoso y derribo de ERC por parte de Convergencia, con el objetivo de reconvertirla a lo que siempre fue, un partido de entre el 5 y el 12% de votos. Ya sólo falta activar a los Terricabras y al inefable Tete Maragall para que caiga el telón. Dentro de poco empezarán las deserciones de los topos en su momento puestos con esta finalidad.
Es que no se puede ser tan inocente. Mientras Mas chupaba ávidamente cámara como un poseso, Junqueras estaba en el recuento como un voluntario más de la patochada que el otro le endilgó, creyéndoselo como los votantes… Entrañable, él, que iba a declarar unilateralmente la independencia. Hay que verlo para creerlo. ¡Qué poco conoce a los catalanes!  él, que pudo haber reinado... Cosas veredes, que non crederes.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada