dimecres, 8 de juliol de 2015

MÁS SOBRE LAS VACUNAS: CIENCIA Y SUPERCHERÍA



Lo que más sorprende, acaso por su aparente normalidad en forma de ley del silencio autoinducida, es la poca difusión que ha tenido entre los medios el debate que debiera haber generado el luctuoso suceso de la muerte del niño que contrajo la difteria, cuyos padres se negaron a vacunar porque habían leído en internet escritos de los colectivos antivacunas y que luego, al contraer su hijo la enfermedad, afirmaron haberse sentido engañados. Me estoy refiriendo, obviamente, no a la obscenidad de cebarse en plan basura en la tristeza y el dolor de unos padres que deben sentirse destrozados, sino al debate que debería haber sugerido sobre las afirmaciones de determinados colectivos y grupos contrarios a la vacunación, ahora temporalmente algo acallados, y a la horizontalidad jerárquica de la información asequible en la red, que sitúa en idéntico plano distintas posiciones sobre un mismo tema, con frecuencia indiscernible en cuanto a su solvencia para alguien que no esté lo suficientemente formado para metabolizar tal información como fraudulenta o, simplemente, como superchería.
Publicado en Catalunyavanguardista. El artículo completo AQUÍ

2 comentaris:

  1. Magnífico (y necesario) artículo, Xavier. Con tu permiso, me lo llevo para que rule.

    ResponElimina
  2. Formidable el artículo, Xavier. Y necesario. Con tu permiso, me lo llevo para que rule.

    ResponElimina