dimecres, 8 d’abril de 2015

RELEYENDO A FÍGARO


Un profesor que tuve hace tiempo, de los buenos -tiempos y profesor, ambos-, se sorprendía de cuánto publicaban sus colegas. "Publican más de lo que leen", decía, socarrón como era...
 
A mí me ha dado por releer a Larra. Entre nosotros, releer lo que ya leí, poco, y el resto, lo que no, mucho, y muy bueno. Un auténtico (re)descubrimiento. De ahí mi silencio en este blog.
 
Lo más sorprendente, o al menos lo que más me ha sorprendido, es que, en incluso pagando y, por lo tanto, formato legal, digital, la práctica totalidad de su obra no supera los 12€. Luego dicen que la cultura es cara...

5 comentaris:

  1. Sus artículos de costumbres, que es lo que yo leí de Larra, son una maravilla. Además de lo que dices del precio, son artículos cortos y divertidos, es triste que no sean una lectura más popular. Supongo que para eso habría tenido que ser estadounidense o británico, pero llamándose, ejem, Mariano...

    ResponElimina
  2. "Vean ustedes, sin embargo, al hombre-globo con todos sus caracteres(...) Gran fama, gran prestigio. Se les arma el globo; se les confía; ved cómo se hinchen. ¿Quién dudará de su suficiencia? Pero como casi todos nuestros globos, mientras están abajo entre nosotros asombra su grandeza, y su aparato y su fama; pero conforme se van elevando, se les va viendo más pequeños; a la altura apenas de Palacio, que no es grande altura, ya se les ve tamaños como avellanas, ya el hombre-globo no es nada; un poco de humo, una gran tela, pero vacía, y por supuesto, en llegando arriba, no hay dirección. ¿Es posible que nadie descubra el modo de dar dirección a este globo?
    Entretanto el hombre-globo hace unos cuantos esfuerzos en el aire, un viento le lleva aquí, otro allá, descarga lastre... ¡inútiles afanes! Al fin viene al suelo: sólo observo que están ya más duchos en el uso del paracaídas; todos caen blandamente, y no lejos; los que más se apartan van a caer al Buen Retiro. Pero, señor, me dirán, ¿y ha de ser siempre esto así? ¿No les basta a esos hombres de experiencias? ¿Serán ellos los últimos que se desengañen de sí mismos?
    He ahí una respuesta que yo no sabré dar. Yo no veo la ciencia desesperada, creo que acaso habrá por ahí escondidos otros hombres-globos; pero si los hay, ¿por qué no obedecen a las leyes de la naturaleza? Si su gas tiene más intensidad, ¿cómo no se elevan por sí solos, cómo no se sobreponen a los otros?". Tan actual, DON Mariano...buen regreso, Xavier.

    ResponElimina
  3. Tadavía me acuerdo del artículo que le dedicó al castellano viejo. Era para partirse de risa. Antes de que Cataluña se independice nos vamos a encontrar con que también era catalán, como Miquel de Servent. Y si no, al tiempo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Que no que no, amigo Rafa, que en este caso hay ADN coetáneo. Además, siempre mejor para los creadores de bulos, como bien sabrás, tratar sobre tiempos imprecisos. Un saludo.

      Elimina