diumenge, 3 d’agost de 2014

DE LA CAMARGA A SANTIAGO.


Por supuesto que no se trata de ningún peregrinaje expiatorio que lleve desde la comarca provenzal de los flamencos y los toros hasta la (probable) tumba de Prisciliano, en la catedral de Santiago de Compostela, sino del tiempo transcurrido desde la comida entre entre Alicia y Vicky, en el restaurante barcelonés de mismo nombre, y el día de San Jaime, -San Santiago es una reiteración-, el pasado 25 de julio, en que tuvo lugar la confesión pública de Jordi Pujol. Así que ahora ya sabemos de qué más se habló en la Camarga .

Es fácil, a toro pasado, y  todo parece de lo más lógico y coherente. Los hechos son estos. Una dirigente de segunda fila del partido del gobierno se reúne para comer con una mindundis resentida que, después de haber sido la novia del hijo del jefe de la empresa local durante unos años, y de haber cargado con más billetes de 500€ que tics tenía su suegro, se había quedado en cuadro después de romper el noviazgo. Y convencida de que dispone de información que puede perjudicar a "los Pujol", se lo larga todo a Alicia.

Hasta aquí ya lo sabíamos. Podíamos dudar si las afirmaciones de una "ex" airada son de fiar, pero sabíamos que habían hablado y que Vicky había puesto a Alicia al corriente de los turbios y provechosos viajes a Andorra de la pareja "Pujol&Álvarez". Cuando se supo que la conversación había sido grabada, el aparato del estado se empezó a mover con una diligencia inédita. Todo el mundo sabía que iban a por la agencia de detectives "Método3", o lo que quedaba de ella y a averiguar quién estaba en disposición de la grabación. En eso que surge el caso "José Zaragoza", dirigente del PSC, y tan próximo en lo personal a Alicia como alejado en lo político, quien parece que había encargado personalmente la grabación por cuenta de la interfecta, a lo cual los detectives, al corriente de la relación entre ellos, y siendo ambos conocidos clientes, no habían puesto la menor objeción. 

El escándalo prosigue, Zaragoza desaparece de la escena, Alicia se querella contra "Método3", indignada y proclamando que han mancillado su honor y violando su intimidad, remarcando que llegará hasta el final.  Poco después de tan animosas y combativas declaraciones, Sánchez Camacho desiste y llega a un acuerdo de conciliación con "Método3", a cambio de un puñado de euros. Sí, no más de un puñado de euros. La fiscalía afirma que proseguirá de oficio con su querella, pero ya sabemos para qué están algunas fiscalías en España -como la de Mallorca-. En cualquier caso ¿Alguien supo nada más?

Y ahora viene lo bueno. El 25 de julio de 2014, dos años después de la comida y uno y medio después de que se desvelara que había sido grabada, llegan las confesiones agustinianas de Jordi Pujol: "Catalanes, he pecado", o lo que es lo mismo "Estoy pillado hasta las trancas y se me ha caído con todo el equipo", y se desata el Pujolazo. 

Aquí nos preguntamos en su momento de qué más se había hablado en la Camarga, porque no parecía que una conversación entre una mindundis y una dirigente de segunda fila del PP, de perfil más bien bajo, tuviera la menor trascendencia a menos que alguna hubiera cometido algún desliz y se hubiera ido de la lengua durante la conversación, haciendo alguna confidencia que en realidad fuera secreto de estado. Y al saberse que la conversación se había grabado, saltaron todas las alarmas. Una vez dicha grabación, o la parte més sensible de ella, estuvo de nuevo a buen recaudo, aquí no pasa nada, reconciliación judicial y a vivir que son dos días. Ahora ya parece muy claro qué fue lo que había de altamente sensible en la conversación: Alicia debió filtrarle a Vicky que había una operación de estado dirigida contra Pujol y que iban a por él. Y claro, si esto hubiera trascendido hace año y medio, daba al traste con toda la operación.

Posteriormente hemos sabido que la UDEF desplazó a varios de sus mejores efectivos a Barcelona y que, alojados de incógnito en hoteles, iban recibiendo a empresarios que habían pagado el impuesto revolucionario a "los Pujol", que luego Jr. y Vicky se llevaban para Andorra. Y empezaron a atar cabos hasta acabar de cerrar el círculo.

Sólo una anécdota que ilustra, a mi entender a la perfección la catadura de los Pujol y del partido hecho a su imagen y semejanza. Alguien de confianza le advirtió a Oriol Pujol que la UDEF le estaba siguiendo los pasos. "¿Y qué coño es la UDEF?". De tanto despreciar la verdad y establecer sus propias ficciones por decreto, llegaron a creérselas; llegaron a creerse realmente que Cataluña era suya, que eran invulnerables y que España no existía. "¿Y qué es la policía española?" Hubiera podido replicar igualmente... Y lo bueno es que sin duda su ignorancia era sincera. Llegaron a creerse las fantasías que ellos mismos habían urdido para sus rebaños. No saben ser ni pastores... 

Ahora ya lo sabemos. La única duda que me queda es si Vicky es una agente del CNI.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada