dijous, 29 de novembre de 2012

CENTRO SANITARIO PRIVATIZADO ADJUDICADO A UNA EMPRESA DE LIMPIEZA






Ahí está la noticia .  Esta empresa de la limpieza nunca ha gestionado antes un centro sanitario. Pero todo tiene sus ventajas; ahora, si resulta que no están ni el médico ni la enfermera, a lo mejor puede ponernos la inyección el personal de la limpieza. Y la aguja hipodérmica desinfectada con lejía. Bueno, al menos lo tendrán limpio, digo yo. 
 
A este paso, pronto vamos a ser como la Freedonia del inolvidable Rufus T. Firefly, con una diferencia, al menos Groucho nos hacía reir, estos producen cada día más repugnancia.
 
Pàtriótica voracidad, la de estos caballeros que nos gobiernan. Inasequibles al desaliento y de una reciedumbre moral a prueba de ridículos electorales.  Aunque no queramos, ellos siguen velando por nosotros.
 
Claro que, bien mirado, si un centro sanitario pierde dinero ¿Cómo iba a querer adquirilo una empresa privada y al mismo tiempo asegurarnos que se mantiene la calidad del servicio? De ahí a la cuadratura del círculo va un paso ¿O no?
 
Definitivamente, nos han tomado por idiotas.

dilluns, 26 de novembre de 2012

L'ERROR DE CIU: DE LA VIRTUALITAT A LA REALITAT



No ha estat un error de càlcul.

Si donat un polígon conegut amb el nom de trapezi, multiplico la seva base per la seva altura i divideixo per dos, em sortirà l’àrea d’un triangle amb aquella base i aquella altura, sí, però no la del trapezi que hom suposava que pretenia esbrinar. Perquè una cosa és un triangle i una altra un trapezi, i la superfície de cadascun es calcula amb fórmules diferents.

I això no és un error de càlcul. El càlcul fins i tot pot estar ben fet. L’error és anterior i consisteix en haver estat treballant sobre un triangle mentre que, en realitat, la figura era un trapezi. A què pot ser degut, doncs, aquest error d'haver pres un trapezi per un triangle?

Se m'acudeixen diverses explicacions, però en qualsevol cas, el fet és que s'ha actuat “com si fos” un triangle... que només existia virtualment a la imaginació dels qui l'havien concebut; el que hi havia al davant era un trapezi que algú fins i tot potser es va acabar creient que era un triangle.

La realitat és tossuda, i al final sempre acaba imposant-se. Una cosa és intentar canviar-la, i una altra de molt diferent pressuposar que ja està canviada. No és que la fórmula aplicada fos equivocada, servia per a triangles, però no per a trapezis. Altrament dit, s'ha aplicat a una realitat "inapropiada". Això és el que ha passat. No és doncs un error de càlcul, sinó de valoració de la pròpia posició en un context de la correlació de forces.

Ara falta saber si sota el trapezi hi ha xarxa.

diumenge, 25 de novembre de 2012

LES ELECCIONS COM A METÀFORA DE LA DEMOCRÀCIA


Les eleccions, i més concretament les jornades electorals, són una metàfora de la democràcia. Igual que una missa cristiana rememora un  temps que la comunitat havia compartit amb algú que se n’ha anat i a qui simbòlicament es fa retornar en la comunió, l’acte de dipositar el vot en una urna pretén evocar una llibertat de iure que de facto tots sabem que no tenim; i en la qual, això no obstant, semblem estar-hi creient mentre representem el ritual. Igual com a les antigues festes populars en les quals, un dia a l’any, només un, és clar, els criats feien de senyors i els senyors de criats. I així com a la cançó d’en Serrat, quan s’acaba la festa vuelve el rico a su riqueza, vuelve el pobre a su pobreza, el dia després de les eleccions, tot torna a ser com abans.

Algú ha dit que aquestes serien unes eleccions lampedusianes, perquè es tractava de canviar-ho tot perquè no canviï res. Mol probablement sigui així, tota vegada que aquest “que no canviï res” l’entenguem en el sentit que l’endemà de les eleccions hi haurà més retallades en sanitat, en ensenyament, en transports públics... i que se seguiran reduint els sous dels funcionaris, el nombre d’aturats seguirà augmentant, la precarietat laboral d’avui la farà bona la de demà i se seguirà fent pagar a la població la crisi que han provocat els que volen guanyar cada cop més i sense cap mena de fre. És a dir, sense que  cap mena de dret pugui aturar l’enriquiment dels que vertaderament manen, mentre que els polítics al seu servei els fan de testaferros fent veure que manen.

I com això no hi ha ningú, o quasi ningú disposat a afrontar-ho, ens han d’anar fer creient, mentrestant es consuma la liquidació de l’estat del benestar i de l’estat de dret, que encara ens hi juguem alguna cosa. Així es manté entretinguda la parròquia. El pensament únic és molt més proteic del que la majoria es pensa.

Eleccions lampedusianes? Gairebé amb tota seguretat que sí. Però això sí, ens les presenten com a shakespearianes com si estiguéssim debatent-nos entre el ser o no ser d’un poble (to be or not to be...independent?). Jo, la veritat, més aviat em quedaria en aquest cas amb el Shakespeare de les comèdies que amb el de les tragèdies. Li fa més al cas, trobo. I no cap de tant adient com Molt soroll per a no res (Much ado about nothing).

dissabte, 24 de novembre de 2012

A TONY LEBLANC: ¡HASTA SIEMPRE Y GRACIAS!


Llenaste mis tardes de domingo en una edad cuyos años ya no recuerdo, con tus alias “Kim Tarao” y “Cristobalito Gazmoño”. Y pude reconocerte hasta en “Los últimos de Filipinas”. Te perdí de vista luego muchos, muchísimos años; no es que no te viera, es que no te miraba, hasta  la saga “torrentina”. ¡Qué gran actor fuiste, coño!

Del gimnasio a la casacampo, y de la casacampo al gimnasio. Ese era el lema de “Kim Tarao”, un  boxeador metido a caricato que había acabado como su apellido indicaba. De Cristobalito, mejor que lo dejemos correr, hay tantos hoy que igual... eso, dejémoslo.

Me duele mucho que te hayas ido, Toni, Kim, Cristobalito...  Y puestos a citar tránsitos recientes, los “payasos de la tele” me pillaron de protorevolucionario –exiliados anticastristas algunos- y a JR Ewing solo le vi alguna vez en el antiguo UHF –ya me sobraba por entonces el “proto”-  y lo de matar live a un perro bajo los azotes de Lola Gaos –que en paz descanse- para que los “Furtivos” aparentaran serlo de verdad, pues me pareció una atrocidad. Qué te diré.

 Tú, en cambio, siempre modesto en tu grandeza, como mi inolvidable “Locomotoro”, apacentaste muchas tardes de unos tiempos cuyo provecho ahora empiezo a entender.

Sólo puedo decirte lo que siempre se me ocurre en estos casos, y siempre de verdad: ¡HASTA SIEMPRE!  Gracias, muchas gracias por los momentos me hiciste pasar.

 Pocos se lo merecen tanto como tú.

dijous, 22 de novembre de 2012

LO CUTRE ES BELLO: a survey on spanish aesthetics


 
Entiéndase en el sentido kantiano de la «figura bella», del juicio estético y su finalidad sin fin, donde lo bello, sin ser concepto, tiende a serlo. Sí, volvemos a las cuentas suizas de Mas, a quien no sólo «El Mundo» ha echado una mano, sino ahora también Don Mariano y sus «mariachis». Diríase que sólo descansarán cuando los independentistas sean mayoría. ¿Se han vuelto locos o es que son así de imbéciles o de cínicos?
Y entiéndase tambien eso de «lo cutre es bello» en el sentido estético, ya digo. Pueden ser bellos los monstruos de Goya, el caballero y la muerte de Durero, el Mr. Grénouille de Süskind o hasta el Gollum de Tolkien, aunque de existir serían moralmente repugnantes. Lo malo de estos mariachis que hoy nos ocupan es que existen... y que son de una cutrez proyectada en hecho estético -como bello- y en acto moral -como repugnante-. Es sin duda una cutrez que no se puede adquirir por más que uno se entrenara. Así se ha de nacer, no puede uno hacerse. Véase si no al amigo Montoro.
Resulta que "El Mundo" sigue sin aportar más pruebas que la evasiva documental y la hediondez ambiental a que nos tiene acostumbrados. Pero lo de Montoro y Rajoy es traspasar una línea roja que nunca, nunca, debería traspasar un representante del estado de derecho. Ni siquiera el más farsante. Porque al hacerlo se deslegitima.
Uno puede hasta entender que los sicofantes halitósicos mundanos  sigan difamando sin aportar prueba alguna. ¿A qué esperan para mostrarla si es que la tienen? Pero lo que en un villano es hasta cierto punto comprensible, deviene vergonzante en un dignatario. Sin más, aunque sea por culpa de Mas.
Resulta que el ministro del interior, la judicatura y la policía niegan la existencia del informe, o de la parte más substanciosa de éste, en que se aportan afirmaciones  -que no datos- sobre cuentas bancarias y cajas fuertes a nombre de Mas y Pujol en Suiza y Lienchestein. Pues bien, resulta que el ministro del interior es del PP, el mismo partido y el mismo gobierno -aunque no lo parezca- que preside Don Mariano. Así que mientras el ministro del ramo, algo confundido y atolondrado, niega la existencia de informe y un fiscal general anuncia la interposicón de querella por calumnias contra «El Mundo», va el mariachi Montoro y dándolas por buenas, muge que es Mas el que ha de demostrar que no tiene cuentas en Suiza. Me lo repita, por favor.
Que esto mismo lo hayan dicho otros «machacas» del PP es grave, pero que lo diga un primera espada que, además, resulta que es ministro de hacienda, es espeluznante. Y que encima el «presi» rechace la comparecencia de sus dos mariachis en el putiferio del Congreso para aclarar sus desaguisados, eso ya es para echarse a temblar. Dicho en otras palabras: si el presidente no tiene cojones para hacer que sus ministros se callen la boca mientras no se aclare el tema, como mínimo que acepte su comparecencia en el Congreso y veremos cómo se explican. Que le den allí rienda suelta a su incontinencia verbal. 
Porque una cosa es un rotativo y otra el gobierno de una nación. Y si según  Montoro, ante una acusación sin pruebas de tener una cuenta en Suiza, eres tú quien las ha de aportar demostrando que no la tienes, entonces resulta que ni lo uno es un gobierno, ni lo otro un estado de derecho, sino una cuadrilla de gañanes en una taberna pútrida.
Porque lo que sugiere el mariachi Montoro se conoce como probatio diabolica y tiene, en un Estado de derecho, el mismo valor probatorio que pueda tener la ordalía del fuego o la lectura mántica del hígado de una oca. ¿Y este individuo está al frente de la Hacienda española? Dios nos pille confesados...
Y ya que hablamos de la ordalía del fuego, que quede bien claro que no pondría la mano en el mismo ni por Mas, ni por Pujol. Y que ni el uno ni el otro son tampoco precisamente santos de mi devoción, ni en lo personal ni en lo ideológico, como podrá observar cualquiera que se dé una vuelta por este blog. Pero hacer lo que ha hecho Montoro y actuar tan rastrera e indignamente como lo ha hecho Rajoy, eso es execrable. Yo pensaba que, en el fondo, representaban al Estado. Ahora ya veo que no.
Lo dicho, si hay pruebas, que se aporten por parte de quien las tenga. Y que casque quien se haya pasado de listo. Y si no las hay, a callarse la boca y que actúen los jueces. El problema ahora mismo no es si Mas y Pujol tiene cuentas en Suiza, sino que quien lo afirme, que lo pruebe. Hoy por hoy, las cosas funcionan todavía así. Las acusaciones hay que demostrarlas con pruebas, no con rebuznos.
Desde luego, con este ganado hubiera hecho auténticas maravillas Valle-Inclán. El Ruedo ibérico cabalga de nuevo. Ahora en forma de cutrez. Lo dicho, lo cutre es bello... en un cuadro o en una novela. Lástima que además sea de verdad.

dimarts, 20 de novembre de 2012

RÈQUIEM PEL PSC



L'error del PSC no ha estat la seva proposta federal ni haver presentat un perfil "massa poc" catalanista. Tampoc ha estat, com diran alguns, el cas contrari: no haver aguditzat el seu perfil espanyolista. L'error del PSC ha estat haver-se plegat d'antuvi al desplaçament de l'escenari en el qual es produeix el discurs i en relació al qual s'hi desplega, cap a instàncies categorials de naturalesa gairebé exclusivament identitària. Això és el que l'ha deixat sense un discurs homologable. ... homologable amb qui?... Hauríem de preguntar.

Així doncs, el problema del PSC no ha estat la falta de discurs, sinó que això ha estat precisament la conseqüència d'un error anterior: haver admès implícitament y explícita un escenari en el qual el debat quedava inevitablement polaritzat per l'antagonisme "nacional" i en el qual la pròpia autorreferència s'acaba establint en relació al posicionament sobre aquest tema; un univers de discurs en el qual sempre estarà afectat per una posició liminal i relegat al paper de comparsa.

El PSC es va apropiar, a principis dels vuitanta, del discurs d'un PSUC que estava naufragant per altres raons. Un llegat que, per culpa de l'extrema feblesa teòrica de l'hereu, no es va saber administrar i ha acabat malbaratat. El desastre dels dos tripartits ho va acabar d'adobar. I les rates, com sempre, les primeres en abandonar el vaixell.

Ara toquen a Rèquiem. Potser s'ho té merescut.

diumenge, 18 de novembre de 2012

¿A QUIÉN SIRVE "EL MUNDO"?



Hasta ahora parecía muy claro, pero la aparición de la denuncia pública sobre los presuntos fondos suizos y lienchestenianos de Pujol y Mas, aporta cierta confusión sobre los designios del rotativo que defendió contra viento y marea, contra todo sentido común, contra toda evidencia empírica y contra las actuaciones policiales y judiciales, la autoría de ETA en los atentados del 11-M.
 
Porque la intencionalidad de la gravísima acusación contra Mas dependerá de la evolución e incidencia que la noticia tenga en los resultados de las elecciones catalanas del próximo domingo, 25 de noviembre. Así que o hay pruebas o no las hay. Y el tiempo apremia, de modo que ahora mismo sólo hay dos posibilidades.
 
O en el curso de esta semana aparecen pruebas concluyentes que acrediten con fundamento suficiente la solvencia de las afirmaciones y acusaciones vertidas contra Mas y Pujol, o no aparecen y la cosa adquiere certeza de difamación pura y simple. Así de cutre.
 
En el primer caso -se aportan pruebas- el mazazo que esto puede producir en CIU de cara a las elecciones, y por añadidura en la carrera política de Mas es monumental, como mínimo en el supuesto de que nos las estemos habiendo con un pueblo en sus cabales.
 
En el segundo caso -si no se demuestra nada y se recorre al subterfugio difamante-, entonces se le está sirviendo a CIU la mayoría absoluta en bandeja. Tienen una semana.
 
Así que, como decimos en catalán, "o caixa o faixa". Y no son Mas o Pujol quienes han de demostrar su inocencia ahora mismo -otra cosa será en las querellas que dicen que van a interponer- sino "El Mundo" quien ha de aportar pruebas de su culpabilidad. Y de momento lo único que hay es una trama y una serie de afirmaciones basadas en el borrador de un informe policial del cual todo el mundo, menos el Mundo, niega tener conocimiento.
 
Estamos ante un cálculo tan elemental que no admite faroles. Y esto no se les puede haber escapado a "Pedro Jota & Cia". A lo largo de esta semana sabremos si "El Mundo" aporta pruebas solventes y Mas acaba como Parnell o si, por el contrario, se trataba de un bluf destinado a favorecer a CIU con... ¿Qué fines?
 
Una cosa es cierta: como en el juego de enigmas lógicos, la situación es la siguiente: o hay un difamador o hay un corrupto. Y ninguno admitirá  ser o lo uno o lo otro. 
 
En un país mínimamente serio, uno ha de acabar en la cárcel: o el difamador o el corrupto.
No valen medias tintas. Esta vez no.


dimecres, 14 de novembre de 2012

DE NACIONES, ESTADOS Y PATRIAS (III) ¿Y UN HUNLEY CATALÁN?


¿Y SI HUBIERA HABIDO UN HUNLEY CATALÁN?
 
 
 ¿Qué hubiera pasado, decíamos, de haber habido un Hunley catalán? Vamos a imaginar, por un momento, que un buen día se encuentran frente al puerto de Barcelona los restos de un submarino-bañera propulsado a pedales y hundido por la flota borbónica durante el asedio y bloqueo de Barcelona del año 1714. ¿Qué ocurriría?

Fácil de imaginar. Los gobiernos españoles reaccionarían ignorando el tema y poniendo trabas al reflotamiento del trasto hundido, bajo cualquier pretexto, por fútil que fuera, con tal de evitar la recuperación de sus restos. ¿O alguien se imagina a la legión ataviada al caso con las banderas austracistas y catalanas rindiendo honores militares a unos «protoseparatistas»? Todo valdría a la hora de evitar que se saque a la superficie el cacharro de la discordia; desde el ninguneo, hasta el menosprecío y la trivialización. Y desde luego, se le negarían los permisos para las batimetrías a la falucha fletada por la Generalitat para la realización de las prospecciones.

Tampoco sería descartable que se organizaran apresuradamente unas maniobras aeronavales de la NATO y que una carga de profundidad, accidentalmente cargada y accidentalmente soltada, diera al traste con el malogrado hallazgo. Luego, se piden disculpas oficiales, se lamenta la perdida de la reliquia histórica y a otra cosa mariposa. Y la falucha de la Generalitat,  por cierto, contratada con un presupuesto de portaviones por algún émulo de Millet metido a director general de exploraciones hidrográficas catalanas, para casa. Pero supongamos que no pasa esto o que, mientras tanto, se habla del tema.
 
TV3 se deleitaría convirtiendo el episodio en una continuación de la guerra de 1714, convertida por la historiografía local en una guerra entre Cataluña y España, cuando en realidad fue una confrontación dinástica entre  Borbones y Habsburgos. Pero lo gracioso -es un decir- del caso, es que los "otros" actuarían en perfecta simetría.

Sería divertido. Aparecería tanto en TV3 el submarino de marras que acabaríamos conociendo hasta las verrugas de los tripulantes y se harían programas especiales sobre la farga en la cual se habría forjado el hierro del submarino, con entrevistas incluidas al alcalde del pueblo, al mossèn parroquial  y al descendiente del antiguo dueño de la fundición casera. Habría profusión de Creus de Sant Jordi, algún cantautor compondría una melodía marinera en su honor y algún serial de TV3 rodaría uno de sus episodios allí. Y en el desgraciado supuesto de que alguno de los tripulantes resultara ser castellano -hubo más de uno defendiendo Barcelona-, asistiríamos al espectáculo del alcalde correspondiente reclamando los restos de su hijo ilustre a los "catalanes" que lo tienen secuestrado y manipulado. Tampoco sería de descartar alguna manifestación multitudinaria encabezada por algún exministro y algún escritor chocho exigiendo la repatriación del ilustre fiambre.

Corrijo lo anterior. Si uno de los cadáveres fuera castellano, simplemente se le ningunearía desde todos los bandos en conflicto. Los unos por traidor; los otros porque rompe la armonía histórica de la confrontación territorial. El gran problema sería, no quiero ni pensarlo, que entre los tripulantes hubiera algún valenciano o algún aragonés, eventualidad si cabe aún más probable toda vez que tanto unos como otros estaban también en el bando austracista. ¿Y en qué lengua habrían hablado mientras se hubieran estado hundiendo? He ahí la cuestión clave.

De todas maneras, las reacciones variarían según el circo de que se tratara. En  TVE, como mucho, aparecería algún reportaje en algún programa de la 2 de estos que no ve ni la familia del realizador. En otras cadenas se organizarían debates a cargo de orates pontificando sobre lo que habían aprendido sobre submarinos el día anterior en wikipedia, lo cual no obstaría para que se produjeran ásperos y enconados enfrentamientos entre sesudos y sesudas tertulianos  y tertulianas, profesionales y profesionalas, respectivamente...

Pero lo verdaderamente apasionante sería la reacción de la caverna mediática, donde le darían al tema el pábulo vesánico marca de la casa. Aparecerían todo tipo de «pruebas» empíricas acreditativas de que todo es un montaje del  nacionalismo catalán con finalidades políticas inconfesables. Trucajes de vídeo y hasta puede que se insinuara que está detrás La Caixa o la pérfida Albión. Se aportarían burdas falsificaciones demostrativas de que en realidad la bañera era del bando de Felipe V o, en todo caso, inglesa, pero nunca, nunca, jamás de los jamases, catalana (Como aquel «patriota» español que prefirió ver  "su" empresa en manos alemanas antes que catalanas. Sí, el exministro Pizarro) Todo ello, por supuesto, en medio de rebuznos furibundos y berridos vehementes. De verdad que sí, sería divertido.

En realidad, ya ha pasado algo parecido, y con unos resultados y reacciones perfectamente acordes al pathos carpetovetónico. La ley de memoria histórica, por ejemplo, que acabó víctima del ultramontanismo de los unos y del sectarismo de los otros. Objeto de todo tipo de críticas, desde las más cínicas hasta las más groseras, por parte no sólo de la derecha montaraz y mediática, sino también de la presuntamente civilizada. Y víctima del sectarismo de  una pseudoizquierda que la utilizó como subterfugio de su incompetencia política. Ahi siguen ausentes,sirva como ejemplo, de los museos militares españoles, los motivos y referentes del ejército republicano, o de los austracistas durante guerra de Sucesión. No, no fue exactamente un submarino lo que se encontró, pero Lorca sigue allí donde lo asesinaron. Como tantos otros.
Bien pensado, mejor que no aparezca ningún Hunley catalán ni castellano ni nada. Si acaso apareciere alguno, por Dios que fuere francés o inglés. Ya se sabe ¡que inventen ellos!

diumenge, 11 de novembre de 2012

DE NACIONES, ESTADOS Y PATRIAS (II) EL CASO DEL C.S.S. HUNLEY


EL CASO DEL C.S.S. HUNLEY
 
 




Y esto es así exactamente de la misma manera que no por simpatizar con la Confederación, o con Stonewall Jackson,  en lugar de con Sherman o Lincoln, se le considera a nadie más o menos "americano" o "antiamericano". Texas, por ejemplo, fue una república independiente durante trece años, desde su independencia de México hasta su incorporación a los EEUU. Luego, estuvo en el bando perdedor de la guerra civil. Pero quien quiera ver en estas afirmaciones identitarias la menor intención independentista no está sino proyectando sus propios fantasmas.  Unos son los que desde hace tiempo han impuesto su concepto de España en su propio provecho y sólo saben ver secesionismos antiespañoles en aquellos a los que están dispuestos a obligarles a serlo a su manera y por la fuerza; otros, porque se han creído la milonga de los primeros o por que van a la suya propia.
A propósito de todo esto, me parece significativamente interesante el caso el CSS Hunley; el primer submarino de guerra, aunque remotamente digno de tal nombre, utilizado en un conflicto bélico. En realidad, una caldera herrumbrosa propulsada a pedales, que hacía las veces de lo que diez lustros después se llamará submarino, diseñado para aproximarse a los buques enemigos inyectándoles en el casco una carga de dinamita por medio de un espolón casi a la manera de las antiguas trirremes griegas. Vamos, para echarse a temblar. Un tema, el del CSS Hunley, sobre el que me permitiré un breve excurso porque desde siempre me ha fascinado.
A principios de 1864, la situación de la Confederación era tan desesperada que cualquier idea que aportara la menor esperanza, por extravagante que fuera,  era digna de ser tenida en cuenta. Militarmente, la guerra estaba perdida, y el bloqueo naval de los puertos sudistas que llevaba a cabo implacablemente la flota unionista del almirante Farragut -por cierto, de ascendencia catalana- asfixiaba a la Confederación aislándola del exterior y acelerando su agonía. En este contexto aparece el CSS Hunley, un buque sumergido que debería contribuir a romper el bloqueo naval del puerto de Charleston.
El primer ensayo realizado en puerto se saldó con la muerte de todos sus tripulantes por asfixia. Aun así se reflotó y, con una nueva tripulación de 8 voluntarios, la noche del 17 de febrero de 1864 zarpó de Charleston y consiguió hundir un buque de la Unión. Poco después, anunció por medio de señales luminosas que regresaba a puerto. Nunca llegó... hasta 138 años después. Después de haber sido localizado tras numerosas prospecciones, el 8 de agosto del año 2000 fue izado y traído a la superficie, por medio de unos sofisticados sistemas de elevación, con los cadáveres de sus ocho tripulantes dentro. Y ahora mismo volvemos al hilo argumental que nos ocupaba.
El CSS Hunley pertenecía al bando perdedor de la guerra civil americana. Sus combatientes habían sido declarados en rebeldía y fuera de la ley por los vencedores. Pero casi un siglo y medio después, se consideró una gloria "nacional" americana, no estatal de Carolina del Sur, y los cadáveres de sus tripulantes fueron enterrados con honores militares a cargo de un batallón de la Guardia Nacional engalanado al caso con el uniforme de los ejércitos de la Confederación durante la guerra civil. A nadie, absolutamente a nadie, se le ocurrió pensar que dicho acto era fomentar el guerracivilismo entre los norteamericanos. Al contrario ¡qué ingeniosos y qué valientes somos todos los americanos! Lo dicho, una gloria nacional.
Imaginemos ahora qué hubiera pasado por aquí de haber habido algún artilugio similar utilizado por los austracistas catalanes durante la guerra de sucesión.


divendres, 9 de novembre de 2012

DE NACIONES, ESTADOS Y PATRIAS (I)





El concepto de nación, contra lo que los nacionalismos de cualquier pelaje suelen creer, es críticamente polisémico. Incluso más allá de teorizaciones, lo cierto es que el uso del término, y consecuentemente del concepto que acarrea, ha sido y es muy variado en su uso según a qué entorno o momento nos refiramos. La cosa se complica más aún si lo ponemos en relación con otros conceptos con los que suele estar asociado de una u otra manera, tales como estado, pueblo, región... Y si encima le añadimos, como hizo la constitución española del 78, el de «nacionalidad», entendido dicho concepto como sujeto, no como predicado, como ente, no como ser -¡Agggg... la diferencia ontológica!- entonces la cosa puede ser digna del mejor de los marximo-grouchismos que en el mundo hayan sido.

Para empezar, deberíamos tener muy en cuenta la advertencia implícita de Benedict Anderson cuado empieza definiendo «nación» como una «comunidad imaginada». Si es imaginada -se entiende que intersubjetivamente por un grupo más o menos numeroso de individuos- lo primero que cabe inferir es que se puede «imaginar» de muchas maneras. Aunque sólo fuera por eso, ya deberíamos adoptar ciertas cautelas.

En el territorio de América del Norte, entre Canadá y México, existe una unidad política conocida como los Estados Unidos de América. A cualquier ciudadano de este territorio que se le pregunte por su nación, responderá que la «Nación» son los Estados Unidos de América -obsérvese y remárquese el plural-. Sin embargo, nadie utiliza la expresión "gobierno nacional" para referirse al detentor de la "soberanía nacional", sino la de "gobierno federal".

Tampoco la de "gobierno del estado" o "gobierno estatal". Ello, entre otras poderosas razones, para evitar confusiones terminológicas que acabarían llevando a duplicidades y malentendidos de naturaleza política -ya les pasó una vez, entre 1861 y 1865, y no tienen intención de  repetir la experiencia- porque esta nación, cuya máxima expresión es el gobierno federal, resulta que está constituida por «estados», por cierto, en algunos casos con categorizaciones «ontológicas» tales como "El Estado libre de Texas", y todos ellos tienen un «gobierno del estado».  Además, resulta que dentro de algunos estados se encuentra lo que se conoce como «indian nations», aquí denominadas más comúnmente como «reservas indias», acaso debido a los sarpullidos y arrebatos de vesania que se desprende de la rigidez terminológica con que se acostumbra a utilizar el término por estos pagos. Es decir, hay una nación con varios estados, y hasta algunas naciones dentro de estos estados. Y nadie parece darle a esto más vueltas que las estrictamente necesarias: ninguna.

Cualquiera que se haya dado una vuelta por los territorios de Dixie -el viejo Sur- habrá reparado en el relativamente normal uso de camisetas y otros motivos evocativos de la antigua CSA, la Confederación de la guerra civil. Y no me estoy refiriendo a las tiendas para turistas equivalentes a las de souvenirs  de toreros y gitanas de las Ramblas de Barcelona, que también, sino a la indumentaria habitual entre la población autóctona blanca. Entiéndase en su justo término: no estoy diciendo que en Houston, Atlanta o Charleston todo el mundo vaya con sudaderas estampadas con la bandera confederada, sino que, simplemente, no es nada raro verlas.

Algún nacionalista de los de por aquí podría inferir que hay en Texas un profundamente arraigado  movimiento independentista. Para alguno de estos nacionalistas ibéricos, sería una constatación altamente alentadora que reforzaría sus ancestrales convicciones en los orígenes hollywoodienses de las naciones; para otros, una muestra más de la inevitable decadencia de occidente y de la necesidad de reforzar el centralismo ante las propensiones secesionistas arraigadas en el código genético de ciertas razas o pueblos sedicentes que no quieren pertenecer a la nación «de verdad». Un craso error en ambos casos, producto de sendas perversiones intelectuales caracterizadas por una distorsión de perspectiva consistente en creerse, en cada caso, el centro del mundo.
Allí que uno lleve la bandera de la CSA en la sudadera o un sombrero con el lema "fuck the yankees", es algo que no le preocupa a nadie; allá cada cual con su horteridad.

dilluns, 5 de novembre de 2012

TETE MARAGALL, L'HOME AMB QUI PARLA CATALUNYA


Ho ha proclamat amb el seu estil habitual, impecablement patètic i amb l'ego sortint-li per les orelles:

                                        CATALUNYA SAP EL QUE VOL I M'HO ESTÀ DIENT

I el que li està dient, és clar, és que Ernest Maragall ha d'assumir una sagrada missió en el nou escenari d'independència que s'albira per a ben aviat. I ell, imbuït de sentit del deure, accepta els designis patris.

S'ha de ser barrut! Ara resulta que aquest paio té fil directe amb Catalunya. Anava fumat o ens ha pres per imbècils?  És a dir, que Catalunya li parla i ell se l'escolta. I què li diu Catalunya, concretament, a Tete Maragall? Doncs tot indica que li ha assignat una missió d'especial rellevància que requerirà de tot el seu coratge: liderar l'esquerra nacional catalana en el nou escenari d'independència pàtria que ja s'albira ben a prop. Ell, un home tan d'esquerres, no podia pas dir-li que no a Catalunya, oi? Està clar: ens ha pres per imbècils.

Una responsabilitat titànica aquesta de liderar l'esquerra catalana. Per això, i per si de cas estigués a punt de defallir en algun moment de feblesa, avui el flanquejaven els dos bufons àulics fent-li de fidels escuders. Tan grotescs, ells, que ni llurs noms val la pena citar. L'intel·lectual orgànic i el polítc en atur, tots dos a la recerca de sengles civaders que proveeixin per a la jubilació. I pel que fa al partit que diu que s'ho pensarà, pobrissons, que no n'aprendran mai? Quin personal!

A Joana d'Arc li parlava Déu. Un Déu francès, devia ser, perquè li va encomanar que agafés l'espasa contra els anglesos. A Maragall li parla Catalunya. Ens l'hem de creure? Ens hem de creure un algú que diu que és economista sense ser-ho i que ara ens diu que Catalunya li parla?

Allà cadascú amb els seves credulitats. Hi ha gent per a tot. I hi haurà segurament qui se'l voldrà creure, de la mateixa manera que es creurà que és d'esquerres. A mi ja em va acabar els quartos quan el vaig patir com a conseller.

Que no, Maragall, que no. Que no és Catalunya, sinó l'eco!
Apa que et bombin!

dijous, 1 de novembre de 2012

JUNKERas & ANGELA


 
Oriol Junqueras -potser aviat haurem de posar von Junker(as) si segueix així d'embalat- ha afirmat que els seus postulats econòmics no són els propis de l'esquerra dogmàtica, sinó similars als d'Angela Merkel. Sí, ha dit «postulats». Hem de suposar que un polític de primera línia com ell, a més a més professor universitari, està al corrent del signifcat d'aquest terme; però si ho fem, aleshores hem de concloure que, o el pobre Junqueras s'ha fet un empatoll d'aquells d'embolica que fa fort, o fins ara ens havia estat colant gat per llebre. Una de dos.

Perquè això no és cosa de broma, no fotem. A veure. Que Frau Merkel sigui originària de l'antiga Alemanya Oriental, no vol dir que mai hagi estat ni comunista ni res per l'estil. Tot al contrari, era filla d'un pastor luterà tan furibundament dretanós com ella. Quan va tenir l'oportunitat, Merkel es va ficar a la CDU de Helmut Kohl, un partit demòcrata-cristià de dretes de tota la vida. I des que és al capdavant del partit i cancellera alemanya, s'ha caracteritzal per les seves veleitats neoliberals i desreguladores. I si encara no ha estat la Tatcher alemanya, no ha sigut pas per falta de ganes. A més, talment acabi sent la Tatcher europea. Si més no, en va pel camí.

Ara bé, que Frau Merkel sigui de dretes no és res que se li pugui retreure. Mai se n'ha estat de proclamar-ho públicament. Per tant, qui voti la CDU ja sap què està votant, llevat, és clar, que sigui un imbècil. Però... podem dir el mateix d'en Junqueras?

Hom diria més aviat que no. Perquè Junqueras pertany a un partit que es diu Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) i que es vanta de ser l'esquerra nacional(ista) catalana; una condició que la distingiria, no solament de la dreta, sinó també de la resta de l'esquerra que hi ha a Catalunya, categoritzada, des d'aquesta perspectiva, com a espanyola o espanyolista.  I si ara resulta que el màxim dirigent de l'esquerra nacional catalana ens diu que ell no és de l'esquerra dogmàtica, i per il·lustrar-nos sobre quin és el seu tipus d'esquerra "no dogmàtica", va i es despenja amb el model econòmic de la CDU de Merkel, aleshores no podem concloure sinó que, o bé aquest tio va molt, però que molt despistat, o bé la presència del terme "Esquerra" a les sigles d'ERC és un frau sense pal·liatius; un engany, vaja.

La veritat, he de confessar que des de sempre havia tingut les meves sospites sobre aquesta presumpta ideologia d'esquerres que les sigles ERC semblaven atribuir-li a aquest partit, si més no formalment. Ara em sorprèn que a ERC aquestes declaracions del seu màxim dirigent no hagin suscitat ni un sol comentari entre la militància. Que potser tan els hi fa ser d'esquerres com de dretes?
Em pensava que a ERC encara quedava gent que, per estrany que pugui semblar, estaven convençuts que eren d'esquerres. Ara veig que, si és que n'hi va haver alguna vegada, ja no n'hi queden...